Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 enero 2013 7 27 /01 /enero /2013 17:11

 

EL ANTISEMITISMO COMO RESPUESTA ANTE

UN EJERCICIO DESMEDIDO DE PODER

 

  the-Rothschilds-lived-here.jpgrockefeller davidlehman-brothers.jpggoldman-sachs  

 

 

 

 

 

 

En estos días salió en la prensa internacional el tira y afloja entre Twitter y un tribunal francés  para que ayude a identificar a los autores de unos mensajes antisemitas que fueron distribuidos por esta red social.  En dicha noticia se añadía que si sus directivos se negaban a suministrar esta información la empresa se enfrentaría a multas de 1.000 euros al día,  ello debido a que la autoridades francesas están en la tesitura  de combatir los mensajes racistas y extremistas que sean publicados de forma individual en la redes sociales.

Como respuesta a esta noticia uno de mis amigos de Facebook escribió en su muro: ¿Son los mensajes referidos a Goldman Sachs, a Lehman Brothers? Es cosa de afinar el oído para no escribir ni denunciar con letra gorda… y a continuación publicaba la dirección de la web que daba la noticia, en este caso el diario español el ABC. Al leer el mensaje le pregunté a  su autor:  “¿Qué quieres decir con: son los mensajes referidos a Goldman Sachs, a Lehman Brothers?”.

Mi amigo contesto: “Quiero decir que ese presunto antisemitismo puede ser una interpretación sesgada de las críticas dirigidas a los superpoderes financieros,  en manos de lobbys  judíos. No se trata, por tanto, de un antisemitismo racial, de estirpe neonazi, como da a entender la noticia del ABC  a partir de la sentencia del tribunal francés, sino de la denuncia de una élite dominante que, "casualmente" coincide con una minoría étnica. La denuncia de la oligarquía no tiene por qué identificarse con el prejuicio racial. Sería manipulación informativa y distracción de las razones de fondo”.

Y efectivamente, mi amigo estaba dando en el clavo. Las dos entidades financieras mencionadas, Goldman Sachs[1] y Lehman Brothers, han sido las artífices de la actual crisis global, pero no sólo eso, son además las que están manejando los hilos de la supuesta “salida de la crisis”  a través de sus ex empleados: Mario Draghi[2], actual presidente del Banco Central Europeo, Mario Monti[3], ahora frente al gobierno de Italia, en su momento  Lucas Papademos[4] (el dirigente Griego que asumió el gobierno tras la dimisión de Papandreu). Y en el caso de España el actual ministro de economía, Luis de Guindos,  ex empleado de Lehman Brothers.

Y aquí es donde nos podemos decir: ¡qué casualidad! Todos los que supuestamente están encargados de sacar al continente europeo de la crisis vienen de la mano de Goldman Sachs. Los que crearon la crisis se presentan ahora como la única opción viable para salir de la misma, en lo que la prensa estadounidense está llamando desde hace tiempo “El gobierno de Goldman Sachs en Europa” y lo que los ciudadanos europeos señalan cómo "colocar al zorro al cuidado de las gallinas".

Pero aquí no quedan las coincidencias: tanto los dueños de Goldman Sachs y Lehman Brothers son judíos sionistas. Y están relacionados con el Club de Bildeberg[5]  que se constituyó del 29 al 31 de mayo de 1954, en un hotel de la localidad holandesa de Oosterbeckl, el Bilderberg[6], que acabaría dándole su nombre a la sociedad y cuyos principales miembros, Lord Rothschild y Laurance Rockefeller, son también judíos sionistas, y además miembros clave de  las dos familias más poderosas del mundo. Ambos personajes fueron los que escogieron a  los 100 primeros participantes de este club procedentes de la élite mundial.

Hoy en día es ya público que tras los manejos de la política y la economía mundial se encuentran no sólo las entidades financieras mencionadas, controladas por judíos sionistas, sino también está el club Bildeberg a cuyas reuniones acudieron diferentes representantes políticos y empresariales españoles en los últimos años[7].

Por tanto, dado el papel ostentado en la crisis mundial de prominentes figuras del judaísmo sionista mundial, no debe ser extraño que la población reaccione lanzando proclamas contra su grupo “étnico” de referencia. En todo caso no deja de ser una reacción de autodefensa por parte de los ciudadanos frente a una agresión sentida y sufrida de unas entidades supranacionales al frente de las cuales se encuentran miembros de este grupo “étnico”. 

Como bien me decía una  ex compañera de bachillerato, de origen judío sefardita, en todo caso los protagonistas del judaísmo sionista no han trabajado solos para provocar la crisis actual; tiene muchos seguidores en los países donde se ha desencadenado dichas crisis. Y, sin duda esto es cierto. Pero también es cierto que a estos elementos nacionales, tanto de la política como de la economía, los tenemos muy bien identificados y parte de la gran indignación de la población y los distintos estamentos de la sociedad van dirigidos hacia ellos, lo que ocasionará que, tarde o temprano, caigan dado el acoso y derribo de que son objeto en la actualidad con las manifestaciones que se suceden en los diferentes países que sufren con mayor severidad la crisis.

Pero no es justo que estos catalizadores de la crisis, y además protagonistas ineludibles en sus inicios, se queden en el armario al no poder ser identificados ya que se encuentran en un nivel supranacional; sus intereses y sus propiedades se encuentran dispersas alrededor del mundo y difícilmente se les puede identificar como de una sola nación. En todo caso se les puede relacionar son su indudable apoyo tanto geopolítico como económico al estado de Israel.

Si además tomamos en cuenta que en medio de la actual crisis económico financiera mundial el estado de Israel está insuflando un sentimiento bélico hacia el estado iraní, sustentando en un supuesto desarrollo de armas nucleares por parte del gobierno de este país, sumado a una ofensiva de ocupación en tierras palestinas, tenemos sobre la mesa todos los ingredientes para que desaten los demonios antisemitas.

Lo que no es de recibo es que se plague de comentarios e información reaccionando en contra de estas expresiones en contra del pueblo judío sin explicar lo que hay detrás de las mismas. En algún medio se ha leído simplemente que está renaciendo este  odio y xenofobia sin ahondar en sus razones. Pareciese que, una vez más, se levanta la voz en defensa de este grupo humano sin esgrimir que es lo que origina dicho rechazo por parte de la población “gentil”, término utilizado en el pasado por las comunidades judías para designar a los que no pertenecían a ellas.

Por ello considero justo reclamar y colocar en su justo punto de mira  dichos ataques al pueblo judío ya que ello forman parte de una "lucha de poder" legítima, por un lado, y  desigual por otro. No cabe duda de que los actuales lobbys de presión  sobre los gobiernos  en el mundo actual se asemejan mucho a las "influencias" que en su día se ejercían sobre los reyes los prestamistas del momento, en su mayoría judíos.

No olvidemos que dada su tradicional actividad como “prestamistas” el pueblo judío ha tendido a ostentar un considerable poder sobre los monarcas de turno; y ayer, igual que hoy, tenían, y ejercían, el poder de perdonar dichas deudas en base a ciertas contraprestaciones como era la de recaudar los impuestos del reino o la de colocar a miembros destacados como administradores de la casa real. ¿No les suena  familiar?

Si nos venimos al siglo XX podemos encontrar que los antiguos prestamistas judíos se ha convertido en los dueños de las principales entidades bancarias del mundo como son las de los Rothschilds[8], August Belmont y Co., J. y W. Seligman y Co., Kuhn Loeb y Co., Warburg, Hermanos de Lehman y Goldman, Sachs y Co., entre otros.

En estos momentos sabemos que el Banco Central Europeo, el BCE, es una entidad que no responde a los intereses de los ciudadanos del viejo continente y existen  informaciones dignas de crédito que señalan que la familia  Rothschild está tras esta  falta de respuesta. Los Rothschilds  se hicieron cargo del Banco de Inglaterra alrededor de 1815 y desde entonces han ampliado  su control sobre la banca de todos los países del mundo.Se indica que su método ha sido conseguir que los políticos corruptos de un país acepten préstamos a gran escala, que nunca podrán pagar, y, por lo tanto, que se endeuden a favor de la banca Rothschild[9].


De esta manera parte de la información que circula en internet señala que los Rothschild no sólo controlan el Banco de Inglaterra, la Reserva Federal  y  el Banco Central Europeo,  sino también el FMI, el Banco Mundial y el Banco de Pagos Internacionales. También son dueños de la mayor parte del oro del mundo, así como del London Gold Exchange, que fija el precio del oro cada día. Por tanto no es extraño que se diga que la familia es propietaria de más de la mitad de la riqueza del planeta, estimada por el Credit Suisse en unos $ 231 billones, y que es controlada por Evelyn Rothschild, el actual jefe de la familia[10].

Por esta razón si algunos medios señalan que “El antisemitismo es un cáncer" en el cerebro de la humanidad habría también que explicar  el por qué de ese cáncer; en resumen, sería conveniente y necesario, para ser justos, identificar el origen y las causas  de dicho cáncer. Lo que no se puede entender es que un ataque al estilo y al sistema de vida de un grupo de seres humanos se quede sin respuesta. Y sin duda el antisemitismo es la respuesta de un grupo humano ante un “ejercicio desmedido de poder” de otro grupo humano[11].

De tal manera que se puede afirmar  que si el pueblo judío hubiese tenido un territorio en la Alta Edad Media hubiese sido objeto de invasiones por parte del enemigo en defensa de sus intereses, como cualquier otro territorio, y si durante la II Guerra Mundial hubiese sido una nación sus enemigos no hubiesen dudado en bombardearla. Y es que el procurar detentar el poder forma parte intrínseca de todo ser vivo, y  el luchar contra ese poder, como forma de autodefensa, también forma parte intrínsica de todo ser vivo.Está bien que el pueblo judío se sienta "el pueblo elegido de dios", pero  el resto de la humanidad tiene derecho a no sentirse menos y, en todo caso, tiene derecho a  enfrentar a ese mismo dios si ello es  necesario para la defensa de sus sistema de vida. No olvidemos que luchar por la superviviencia forma parte de la naturaleza humana.

 



[1] Para aquellos que no sepan lo que es  Goldman Sachs es necesario señalar que es uno de los mayores bancos de inversión mundial y co-responsable directo, junto otras entidades como la agencia de calificación Moody’s, de la crisis actual, y uno de sus mayores beneficiarios. Sólo a modo de pincelada, en 2007 ganaron 4 mil millones de dólares en operaciones que desembocaron en el desastre actual. 

[2] Actual presidente del Banco Central Europeo, en sustitución de Jean-Claude Trichet. Ex-director ejecutivo del Banco Mundial entre 1985 y 1990 y vicepresidente por Europa de Goldman Sachs entre 2002 y 2006, periodo en  que se realizó el falseo antes mencionado. Hay que ver la cantidad de gente que trabajaba para Goldman Sachs. 

[3] Actual primer ministro de Italia tras la dimisión de Berlusconi. No elegido por el pueblo. Ex-director europeo de la Comisión Trilateral antes mencionada y  ex-miembro del equipo directivo del grupo Bilderberg.  Fue asesor de Goldman Sachs durante el periodo en que ésta ayudó a ocultar el déficit del gobierno griego.

[4] Primer ministro griego, tras la dimisión  de Papandreu. No elegido por el pueblo. Fue ex-gobernador del Banco de la Reserva Federal de Boston entre 1993 y 1994 y vicepresidente del Banco Central Europeo de 2002 a 2010. Además fue miembro de la Comisión Trilateral desde 1998, fundada por  Rockefeller, lobby neo-liberal (se dedican a comprar políticos a cambio de sobornarles). También ostento el cargo de gobernador del Banco de Central Grecia entre 1994 y  2002, periodo durante el cual falseó las cuentas de déficit público del país con la ayuda activa de su ex entidad empleadora, Goldman Sachs, lo que condujo en gran parte a la actual crisis que sufre el país.

[5] El club, conferencia, grupo o foro Bilderberg es una reunión anual a la que asisten aproximadamente las 130 personas más influyentes del mundo, mediante invitación. Objeto de diversas teorías conspirativas, los miembros se reúnen en complejos de lujo ubicados en Europa y Norteamerica donde la prensa no tiene ningún tipo de acceso. Su oficina está en Leiden(Holanda) y el nombre procede del primer hotel en el que tuvo lugar la primera reunión, en los Países Bajos.

[6] El organizador del evento fue el príncipe Bernardo de Holanda. El borrador de las actas de Bi1derberg de 1989 dice: «Ese Encuentro pionero puso de manifiesto la creciente preocupación de muchos insignes  ciudadanos de ambos lados del Atlántico, de que Europa Occidental y EE. UU. no estaban trabajando coordinadamente en asuntos de importancia crítica. Se llegó a la conclusión de que unos debates regulares y confidenciales ayudarían a un mayor entendimiento de las complejas fuerzas que dirigían el porvenir de Occidente en el difícil período de la posguerra. 

[7] Si nos fijamos bien, la crisis financiera actual  se parece mucho a la que se sufrió en las primeras década del siglo pasado y su origen está en el mismo punto: la desregulación del sistema financiero mundial.  Como siempre ocurre con las crisis financieras, el Crash de 1929 dejó en evidencia el fraude, abuso y corrupción que caracterizaron al sistema financiero de los Estados Unidos durante los años veinte. En un contexto caracterizado por la Gran Depresión, la administración Roosevelt procedió a implementar una fuerte serie de regulaciones para el sector financiero. La ley de Glass – Steagall de 1933 limito el accionar de los bancos, separando bancos comerciales y de inversión. Dicha ley también fijo límites a las a tasas de interés y dio origen al Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC) entidad encargada de proteger a los ahorradores. Durante este periodo también fueron creadas la Security Exchange Commision (SEC) y la Commodity Futures Trading Commision (CFTC) entidades responsables de supervisar el mercado de valores y de futuros, respectivamente.Este conjunto de leyes e instituciones protegieron de forma exitosa a la economía norteamericana de la ocurrencia de crisis financieras a lo largo de más de 50 años. Sin embargo la llegada de la contra-revolución neoliberal en los años ochenta cambio radicalmente la situación. Con la entrada de Ronald Reagan a la Casa Blanca en 1980 inicio un proceso sistemático de removimiento de las regulaciones[7] establecidas con el objeto de facilitar la expansión de las actividades del sistema financiero. La lógica para fundamentar este cambio de dirección se basaba en el presunción de la eficiencia y capacidad de los mercados financieros para auto regularse. Los primeros experimentos involucraron la eliminación de la restricciones sobre tipo de interés y el accionar de cajas de depósitos. El resultado nefasto de este experimento no se hizo esperar. La eliminación de las restricciones llevo a una expansión desenfrenada de las cajas de depósitos sobre bases sumamente inestables. Eventualmente una burbuja financiera en el mercado inmobiliario tuvo lugar y tras de sí el inevitable colapso en la segunda mitad de los años ochentas. Entre 1985 y 1989 el gobierno rescato a las entidades financieras en problemas a un costo estimado de US$ 152 millardos de dólares1. Sobra decir que a pesar del desastre ocurrido, el movimiento hacia la completa desregulación de las actividades financieras recién estaba comenzando. 

[8] Parte de la información que circula por internet señala que tras la ofensiva del estado de Israel hacia Irán se esconde el interés de la familia Rothschilds  por controlar el  Banco Central de la República Islámica de Irán (CBI). Algunos investigadores están señalando que Irán es uno de los únicos tres países que quedan en el mundo cuyo banco central no está bajo el control de los Rothschild. Antes del 11 de septiembre eran siete: Afganistán, Irak, Sudán, Libia, Cuba, Corea del Norte, e Irán. Para el año 2003, sin embargo, Afganistán e Irak fueron tragados por el pulpo Rothschild, y en 2011 Sudán y Libia también habían desaparecido. En Libia el banco Rothschild se estableció en Bengasi mientras el país estaba en guerra.

[9] Objetivos investigadores sostienen que Irán no está siendo demonizada, porque sea una amenaza nuclear, así como los talibanes, Saddam Hussein de Irak y la Libia de Muammar Gadafi no eran una amenaza.

[10] En España se ha señalado que la familia bancaria Rothschild controla como mínimo los dos bancos españoles más importantes, el Santander y el Bilbao y Vizcaya Argentaria (BBVA). El Banco Santander, miembro del Grupo Inter-Alpha controlado por los Rothschild, que lo dirige el Royal Bank of Scotland (Banco Real de Escocia), e incluye grandes bancos de Italia, Francia, Alemania, los Países Bajos, Bélgica, Escandinavia, Grecia, Irlanda, y Portugal. Desde 1986 a 1998, el predecesor del BBVA, el Banco Bilbao Vizcaya, era el miembro español de bancos del Grupo Inter-Alpha, pero se retiro en 1998, dejándole el camino libre al Banco Santander para que tomara su puesto. Ambos bancos el Santander y el BBVA tienen operaciones muy grandes en Iberoamérica.

[11] Los Rothschild ejercen una influencia poderosa sobre las agencias de noticias del mundo más  importantes. Mediante la repetición, las masas son engañadas para que crean las historias de terror acerca de malvados villanos.

Compartir este post

Repost 0
Published by Mercedes Fuentes - en Interés general
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Mercedes Fuentes
  • El blog de Mercedes Fuentes
  • : Blog personal para compartir experiencias y expresar ideas.
  • Contacto

Enlaces