Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

 

 

 

 

Dictadura democrática a través del proletariad o

  

El problema político es que el gobierno, y más estrictamente hablando el Presidente, tiene la hegemonía sobre el pueblo, que es la mayoría absoluta del país, y ha resuelto gobernar exclusivamente para ella. De este modo ejerce democráticamente (ya que puede ganar cómodamente todas las elecciones) la dictadura del proletariado, que en realidad no es del mismo proletariado como sujeto social sino de su líder, que sí hay que reconocer que es su conductor.

 

  

 t_alo_presidente_161.jpg                 andrea_argote_en_alo_presidente-a.jpg                

  Programa Aló Presidente donde Hugo Chávez crea un show con el que se comunica con el pueblo

 

  

Pedro Trigo S.J.

Miembro del Consejo de la revista SIC

(Parte de un documento más amplio cuyo título es: Situación de Venezuela).



  

Pero el Presidente, que hegemoniza al pueblo, no tiene un proyecto sustentable para su promoción, tanto a nivel de capacitación técnica como de organización económica y social. Por ello se sostiene mediante operativos que logran avances reales, pero no orgánicos. Además de que su modo de conducción no propicia que la gente popular se constituya como sujeto. Esto debe ser explicado porque hay indicios de lo contrario. Y de todos modos no es admisible que un presidente gobierne sólo para los de abajo (aunque hay que reconocer que bastantes otros han gobernado sólo para los de arriba y no ha habido quejas), y menos aún que propicie sistemáticamente un enfrentamiento entre las clases.



El presidente conduce al pueblo manteniendo una interlocución permanente con él. En primer lugar lo considera su interlocutor real y le habla en su imaginario y de sus problemas y aspiraciones. Les habla siempre con respeto, como a personas dignas que desean promoverse y están dispuestas a luchar para lograrlo. Se refiere a la situación del país y a la situación mundial y a los diversos actores sociales que se mueven en ellas, clasificándolos según sean ayudadores u opositores para el desarrollo popular tal como él lo propone. También toma en cuenta los bienes civilizatorios que es necesario incorporar para salir adelante. El pueblo lo entiende y confía en él. No sólo eso, la gente también se hace cargo de sus apreciaciones y propuestas y las asume y es capaz de explicarlas y defenderlas.



Creo que no es arbitrario decir que no hay ningún otro político ni hombre público que tenga ni haya tenido esta capacidad de comunicación con el pueblo venezolano. En este campo, Chávez no tiene rival. Y por eso lo cultiva asiduamente. Es su fuerte.



Sin embargo tiene tres cosas en contra. La primera es que sigue siendo un militar. Sólo piensa en batallas, y por tanto en identificar a los enemigos y en derrotarlos. Este horizonte adversativo lo descalifica para ser presidente, que es el representante de todos los venezolanos, ya que las batallas que gana las gana sobre venezolanos y en definitiva es Venezuela la que sale perdiendo.


Este imaginario adversativo se incrementa por su propuesta de lucha de clases desde una visión simplista del marxismo. Hay que decir que en esto no lo acompaña la mayoría del pueblo, a pesar del resentimiento que puede haber acumulado en estos últimos veinticinco años de abandono; aunque sí cala en un segmento ya trabajado por la izquierda histórica y en lo que llamó Rosa Luxemburgo lumpemproletariado, que son personas no modeladas por la cultura popular sino marginalizadas respecto de ella y por eso de los fines de la sociedad como todo. El que sea militar también incide en que no confíe en los civiles.


Por eso los usa y cuando ya no le sirven se desprende de ellos para no gastar su imagen. En este sentido no podemos decir que su partido sea el MVR. Su entorno más íntimo son militares y cada vez más está gobernando con militares. Actualmente son ya setecientos los que tienen cargos públicos. No sólo es algo exorbitante e inadmisible en sí sino que, como su lealtad es al presidente directamente, desarticulan las instituciones e impiden que se consoliden y articulen en base a la meritocracia.


La segunda desventaja es la que dijimos en el apartado primero: su imaginario económico, político y en general histórico está estancado en el siglo XIX, peor todavía, en los militares de ese siglo que sumieron al país en la paralización, y no concibe que estamos en una época globalizada y que podrá proponerse una globalización alternativa pero no una alternativa a la globalización. Por eso, como en el caso de Cuba, está cayendo en manos de las corporaciones mundializadas, con lo que va en contra de lo más elemental de lo que proclama. Eso significa que a la larga no puede lograr una salida a la situación popular.


La tercera es que su tipo de conducción está basada en la relación directa con cada persona del pueblo. Todas las instancias son meramente intermediarios suyos. Él se hace cargo de la gente, se encarga de ella y carga con lo que puede. Él trata de copar todo el horizonte popular de manera que la gente le deba todo sólo a él. Todavía no tiene el monopolio, pero va hacia él a medida que cree posible desplazar a los que capta como competidores. Por ejemplo, en cuanto pueda acabará con la educación popular de la Iglesia y la estatificará (no así la no popular, que no le interesa) así como con las demás asociaciones promocionales.


En este esquema él es quien toma todas las iniciativas. La gente es la que se siente representada por él y colabora con sus propuestas. Colabora realmente, las elabora, las comenta, se hace cargo de ellas y se encarga de ellas en lo que les toca. En este sentido parece existir una cierta personalización. Pero no es así porque el patrón es Chávez. El pueblo sigue a Chávez. Es chavista. No hay muchos sujetos que interactúan. Todos actúan el guión que escribe Chávez. Es el mismo esquema en que logró meter a la oposición, que por eso a la larga se convirtió sólo en su sombra, perdiendo toda iniciativa. El pueblo es su luz, su cuerpo social; pero no un cuerpo resultante de poner en común cada uno sus haberes sino el cuerpo de Chávez, ya que todos lo acuerpan. Pero como lo hacen de modo consecuente y consentido, no captan su despersonalización. Sin embargo, algo de base se va constituyendo, una base que tiene fricciones cada vez mayores y que va a entrar en contradicción tanto con la burocracia del partido como del Estado.


Este tipo de conducción lo aplica también al ejército, que actualmente ha quedado reducido a la condición de ejército pretoriano, ya que cada comandante de tropa le reporta directamente a él. Es, pues, un ejército suyo, no una institución con su propia estructura y lógica interna, con su meritocracia, con su jerarquización. El ejército no es del país a través de sus representantes civiles, cosa que debe acontecer en una auténtica democracia. No es tampoco, cosa no deseable, una corporación que trabaja para sí. Es un ejército personal. No es fácil que los elementos más institucionalistas de la fuerzas armadas puedan tolerar esta desviación por largo tiempo, ni es fácil que el presidente fuerce de ese modo la institución por mucho tiempo a base de mera habilidad y prebendas.


Así es también el gobierno, un gobierno del presidente, y eso está haciendo del Estado. El primer criterio para elegir o para despedir a un funcionario es la lealtad al presidente. Y cada vez más el propio presidente es el que da órdenes directamente a los funcionarios.

El resultado es la parálisis del Estado, ya que prescinde de la lógica interna de las diversas instituciones. Al ligarlo todo a él, ha desinstitucionalizado al Estado, con lo que no puede llevarse a cabo ningún proyecto orgánico, complejo y sostenido. Naturalmente que él pretende crear sus propias instituciones, pero al no respetar la lógica institucional, no pasan de operativos o proyectos puntuales.

Y en definitiva acaba dependiendo de sus leales, que tienen la tendencia de convertirse a su vez en unos pequeños Chávez a su sombra, es decir de obrar discrecionalmente a las órdenes del Presidente, pero cada vez más también a las suyas y para su provecho privado.

Compartir esta página

Repost 0
Published by

Presentación

  • : El blog de Mercedes Fuentes
  • El blog de Mercedes Fuentes
  • : Blog personal para compartir experiencias y expresar ideas.
  • Contacto

Enlaces