Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
5 julio 2013 5 05 /07 /julio /2013 23:23

 

LAS MISERIAS DE UN SISTEMA IRREFORMABLE

 

3649487888_ccf778258c.jpg6912107267_141517229d.jpg


En estos días se encuentra en la prensa la vergonzosa “bajada de pantalones” de los gobiernos de España, Francia, Portugal e Irlanda frente al todo poderoso Estados Unidos, una potencia en declive, pero que sigue siendo potencia al fin y al cabo.

Resulta bochornoso que los líderes de los países europeos prohibiesen al avión de un mandatario hispanoamericano sobrevolar su territorio, violando de esta manera los acuerdos internacionales promocionados y suscritos por ellos mismos,  con la excusa de que transportaba al joven ex miembro de la CIA, Edward Snowden.   

Pero si vergonzosa es la actitud de los gobiernos de los países mencionados, lo es aún más el comportamiento del presidente de la más poderosa nación del mundo cuyo poder de decisión se encuentra secuestrado por los poderes fácticos de nuestro tiempo. Como dice Manuel Poch en su artículo de La Vanguardia, "Héroes, cobardes o vasallos"  el presidente estadounidense no deja de ser un rehén de un sistema irreformable y sus cómplices europeos no dejan de ser unos vasallos.

No sé el público en general, pero personalmente añoro las figuras que con orgullo fueron considerados estadistas en su tiempo,   tales como el presidente Franklin D. Roosevelt que promulgó en su día la Ley Glass-Steagall bajo el lema Prefiero rescatar a los que producen alimentos que a los que producen miseria, con el objetivo de atacar una situación de crisis económica provocada por el sistema financiero.

La decisión que como estadista abordó el presidente Roosevelt fue, sin duda, un quebradero de cabeza para las gran banca que a partir de ese momento estuvo al acecho de hacer caer una a una todas la regulaciones impuestas: la total separación entre la banca de depósitos y la banca de inversión – la bolsa-, la creación de un sistema bancario conformado por bancos nacionales, estatales y locales y la Ley  antimonopolio que impedía la competencia desleal entre ellas. Y finalmente, dicha ley vetaba la participación de los banqueros en los consejos de administración de las empresas industriales, comerciales y de servicios.

La finalidad de estas medidas era que no se pudiera especular con el dinero que la gente había depositado en los bancos. De esta manera el presidente Roosevelt le dio un golpe de timón a todo el sistema financiero estadounidense gobernando en nombre de la mayoría, los ciudadanos.

Por supuesto, los hombres que vieron sus intereses perjudicados por dicha ley, reiniciaron desde su misma promulgación su lucha para derribarla. Para ellos contaron con la ayuda de jefes de estado a los que ya no se puede llamar estadistas porque  todos estos años estuvieron mandando con un solo fin: reponer en el poder al sistema financiero y sus intereses por encima de los intereses de los ciudadanos.

Aquí podríamos decir que en lugar del gobierno de los estadistas comenzó el gobierno de los mediocres tanto a un lado como al otro del Océano Atlántico: Ronald Reagan y Margaret Thachert encabezan la lista de esta muy poco meritoria época. Atrás quedaba la etapa de Roosevelt o el mismo Churchil. Por supuesto, la entidades financieras que estuvieron al acecho de abatir la Ley  Glass Steagal lo consiguieron gracias  a estos líderes. Y tras el derrumbe de la ley - la última desregulación de la ley la firmó Bill Clinton- llegó el crash financiero y toda una retahila de líderes marioneta a  cuya cabeza se encuentra la cánciller alemana  Angela Merkel. 

Aquel Estados Unidos, un país que ya se visualizaba como potencia hegemónica, y aquella  Europa, marcaron un camino de triunfo y de consecución de un futuro bienestar social impensable. Y todo tuvo su origen en una crisis parecida a la actual. La crisis es parecida, pero los que están al mando, tanto en Estados Unidos como en Europa, no son ni la sombra de aquellos hombres de estado.

Me imagino que es por esta razón, porque los mandatarios de un lado y otro del atlántico son un ramillete de polichinelas manejadas por intereses espurios, son incapaces de agarrar por los cuernos al toro de la debacle, y en su lugar se embarcan en misiones peregrinas de perseguir a los jóvenes que desafian su poder y que dejan entrever todas las miserias de un sistema corrupto[1]al frente del cual se encuentran. Un sistema que erróneamente llaman democracia pero que de forma acertada los ciudadanos la conocen  como cleptocracia[2].

Los que realmente detentan el poder, este conjunto de entidades financieras, que roban los ahorros de la gente común, incluyendo gente mayor,  y las grandes transnacionales, son las que realmente están al mando del timón. El barco navega por aguas turbulentas pero ellos siguen impasibles mientras que los líderes políticos actuales tales como Barack Obama y la señora Angela Merkel, prefieren responder cual títeres a la “voz de sus amos” mientras desoyen a los ciudadanos y a cuyas demandas responden con represión.

No tengo duda de que estamos ante un eclipse; ante un cierre de época. Si todo sigue como va, no sabemos cuán profundo puede llegar a ser el abismo, pero de que hay abismo, lo hay. No cabe duda.  Y todo esto lo dejó claro, muy claro el absurdo affaire del presidente Evo Morales. Lamentable. ¡Qué gobiernos tan débiles tenemos que son capaces de subvertir el orden establecido transgrediendo sus propias reglas! Hasta aquí se podía llegar, y ya se ha llegado.



[1] Recientemente con el caso del ex agente de la CIA Edward Snowden, el joven analista de inteligencia del Ejército de los Estados Unidos Bradley E. Manning así como Julian Assange, programador, periodista y activista de Internet australiano, conocido por ser el fundador, editor y portavoz del sitio web WikiLeaks.

[2] Cleptocracia, del griego clepto, quitar, y cracia, fuerza = dominio de los ladrones. Es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo del capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político, el peculado, de manera que estas acciones delictivas quedan impunes debido a que todos los sectores del poder  están corruptos, desde la justicia, funcionarios de la ley, y todo el sistema político y económico.

 

Repost 0

Presentación

  • : El blog de Mercedes Fuentes
  • El blog de Mercedes Fuentes
  • : Blog personal para compartir experiencias y expresar ideas.
  • Contacto

Enlaces