Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
28 noviembre 2010 7 28 /11 /noviembre /2010 13:10

 

      ¡ES DE CURAS!

 

 

UCAB.jpgucab (1)

 En las imágenes vista de las instalaciones de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas .   

Desde hace unos días estoy leyendo el blog de un ex compañero de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello que remueve mis recuerdos trayendo al presente anécdotas de un pasado lleno de experiencias ricas en compartir costumbres diferentes con personas de otras culturas.  

Con Isaac Nahon, por lo pronto, comparto el hecho de  haber asistido, de forma insólita, a  una universidad católica. Sí, digo bien. Esta afirmación si la llega a realizar Isaac, de ascendencia judía, en este caso judío sefardi, se vería más lógica que si la realiza una hija de españoles católicos no practicantes en Venezuela. Pero no es así  y voy a explicar por qué.  

 Mi padre, oriundo de Galicia, para más señas de Santiago de Compostela, era en aquel momento, un hombre profundamente disconforme con la realidad que vivía España y  en especial su patria chica, Galicia. Por tanto, aún cuando no se le puede considerar un exiliado, sino un emigrante gallego en Venezuela, sí tenía, como muchos otros, las características de un exiliado: una forma de pensamiento que recordaba más a la España republicana que a la España franquista. Uno de estos signos, el de español republicano,  estaba el de sentir un profundo rechazo hacia  la iglesia católica como institución y sus representantes.  

 Después de que mi padre se pasó media vida manteniéndome alejada de la “perniciosa influencia de la iglesia”, y especialmente de los colegios de monjas, fui a recalar, para su sorpresa, como estudiante de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas. Recuerdo su reacción  cuando le informé de mi decisión: ¡es de curas!, me dijo, frunciendo el entrecejo. “Sí ¿y?”, le respondí. “Nada”,contestó haciendo honor a su máxima de respetar las decisiones de otros por muy duro que le fuese aunque este otro fuese su hija.  

Jamás me fijé en la palabra católica que acompañaba el nombre de la universidad. Personalmente sólo consideraba que era una casa de estudios que ofrecía la disciplina y las condiciones que yo exigía  en aquel momento. Dada mi educación, alejada de la religión, para mí era como si ésta, la iglesia católica, y sus conflictos con el resto del mundo,  no existiesen. Y es que mi padre me mantuvo alejada de la iglesia, pero jamás me inculcó rechazo ni ningún otro tipo de sentimiento de animadversión hacia esta institución. 

 Una vez tomada la decisión de ingresar  en esta alma máter, me llamó la atención que el examen de ingreso estuviese lleno de preguntas que hacían referencia al antiguo testamento, o al menos eso me pareció.Todas eran de reflexión sobre aspectos históricos relacionados con esta obra. Contesté muy gustosa las preguntas y para mi resultaron ser una delicia.  ¿Por qué?, se preguntarán.  

rituales-judios.jpgY aquí es donde comparto una segunda experiencia con Isaac: mi relación con la comunidad judía de Venezuela, en mi caso con la comunidad de judíos  askenazí de Caracas. Mis padres trabajaban con judíos de esta comunidad y vivíamos en el barrio considerado, por excelencia judío,  debido al gran número de familias que de este origen vivían en él. Al ser los patronos de mis padres judíos askenazíes influyó para que, de una forma u otra, mi infancia estuviese inmersa en las costumbres de esta comunidad.

De tal manera que llegué a conocer su sinagoga, creencias, costumbres y forma de pensar hasta tal punto que influyeron, en muchas ocasiones, en mi forma de vestir, comportarme y hasta en los conocimientos  que del mundo tenía. Por esta razón, pude contestar, exitosamente, mi examen de ingreso en la Universidad Católica Andrés Bello que seguramente hubiese  sido lamentable, dada la ignorancia en la que las ideas de mi padre me habían mantenido sumida.   

Posteriormente, la conjunción de los conocimientos que tenía sobre religión, especialmente los relativos al antiguo testamento, la comunidad judía y el hecho de ser católica no prácticamente, y más bien atea, me llevó, sin proponérmelo, a establecer relaciones de amistad con profesionales de la religión católica parecidas a la relación de confianza y amistad que mi padre sostuvo, durante toda su vida, con el rabino de la comunidad de judíos askenazí que conocimos en Venezuela. Toda una sorpresa para mi familia, pero no menor que la que sentí yo viendo a mi padre desenvolverse con enorme comodidad en medio de la comunidad askenazí de Venezuela. De hecho, cada vez que viajo me intereso por las diferentes familias de esta comunidad pues, sin duda, durante un tiempo, formaron parte importante de mi día a día.  

 Por lo pronto, desde mis posición de  individuo no creyente, y que en todo caso la definición que mejor me describe en este aspecto es la de ateo, dada la formación de mi hogar, tengo que decir que mi paso por la UCAB  fue muy gratificante y me llevó a conocer una institución que considero ha  contribuido con el país dejando  un legado cultural apreciable. Los jesuitas de la UCAB, la mayoría de origen vasco, han sido, y son,  un grupo que, de diversas formas, ha impulsado los estudios sociológicos en la búsqueda de dar respuesta a los diversos conflictos que vive y vivió la sociedad venezolana a lo largo de la historia. De esta manera, y de otras, han dado un importante aporte al desarrollo cultural en Venezuela, en donde, sin ninguna duda, brilla con luz propia el mundo del teatro y la investigación en sociología y comunicación. Esta contribución es digna de estudio  y de ser reconocida tanto fuera como dentro del país.

Compartir este post

Repost 0
Published by Mercedes Fuentes - en Personal
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Mercedes Fuentes
  • El blog de Mercedes Fuentes
  • : Blog personal para compartir experiencias y expresar ideas.
  • Contacto

Enlaces