Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
6 marzo 2013 3 06 /03 /marzo /2013 23:15

¿A QUIÉN ESCUCHARÁ DIOS?

 

 

172359.jpg 172396.jpg 172362.jpg

 

 

Ha muerto el presidente Hugo Chávez Frías. Ha muerto el hombre venezolano que le puso un pie de tranca en la puerta de Venezuela a los intereses de las grandes corporaciones y  las trasnacionales y, en general, a los intereses privados foráneos en Venezuela. En el país que él gobernó no había resquicio para la injerencia de los poderes económicos en las decisiones políticas. El poder económico ha tenido que someterse al aparato del estado venezolano  y acatar sus decisiones.

El presidente Hugo Chávez no se dejó deslumbrar ni seducir por los faustos del poder; asumió lo que era: un hombre mestizo, salido del mundo pobre y marginal de  la Venezuela actual. Y lo hizo con orgullo y dignidad. Esto es en concreto lo que se desprende de sus desplantes a Bush (en el libro Chávez sin uniforme,  Cristina Marcano y Alberto Barrera cuentan como el ex presidente de USA lo invitó a una reunión a la cual jamás asistió)  o de su reacción frente al planteamiento que el mismo Aznar le hizo cuando le dijo que Venezuela era un país digno de estar entre los invitados al Club  Bildelberg: ¿Y Haití no? Pues no le interesaba.

Presumió, desde su Aló presidente de niño pobre, el arañero, el que vendía arañas, y logró que todo un pueblo se identificase con él. Podía presumir de pobre, pues aquel niño pobre que un día anduvo descalzo porque no tenía zapatos que ponerse, llegó a la primera magistratura de su país y desafió a los más poderosos hombres del mundo. ¿Quién puede decir lo mismo? Muy pocos.

Tras él quedan hombres y mujeres llorando. Como Rocío, una buhonera ecuatoriana que tiene muy claro quién es ella y quien era “su comandante” como ella lo llamaba. “Yo voy a votar por mi comandante señora Mary, porque mi comandante está con los pobres. ¿Qué hace una mujer insignificante como yo votando a un Radonski a quien los de mi clase no le importan ni poco ni mucho? Yo voy  a votar a un hombre que sabe lo que es ser pobre, que piensa en los pobres, no a un niño de cuna que se lo han dado todo y no sabe lo que es pasar trabajos”.

Mientras escuchaba a Rocío pensaba: ¿y estos son los que la clase media señala como ignorantes por votar a Chávez? ¿Quiénes son en esta historia los ignorantes? ¿No serán los que “ignoran”, nunca mejor dicho, la realidad ajena?  

Cuando se conoció el resultado de las elecciones generales celebradas el 7 de octubre del 2012, al día siguiente, pasé felicitando a todos los que me habían confesado que  eran afines al comandante y estos fueron algunos de los comentarios que me hicieron: hemos votado porque sigan los cubanos en Venezuela, hemos votado por los Pedeval y los Mercal, hemos votado porque los viejecitos sigan recibiendo las pensiones, hemos votado por la Fundafarmacia donde se venden las medicinas más baratas, por la Misión Vivienda, por Negra Hipolita…

Sé, porque ellos mismos me lo han dicho, que todos ellos rezaron a su diosito en el cielo porque su presidente comandante recuperase la salud. Pero también sé que muchos de la clase media opositora rezaron porque el mismo presidente comandante desapareciese, la forma no la especificaron. Querían que dejase el poder. En esta Venezuela que tanto se invoca a dios, yo me pregunto ¿a quién escuchó ese dios? Ahora la misma gente que rezó pidiendo por su salud, rezan pidiendo que los proteja, que siga cobijando su proyecto revolucionario. Ahora si no tengo datos, pero me imagino que la clase media opositora va a rezar por lo contrario. ¿A quién escuchará dios esta vez?   

Compartir este post

Repost 0
Published by Mercedes Fuentes - en Situación venezolana
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Mercedes Fuentes
  • El blog de Mercedes Fuentes
  • : Blog personal para compartir experiencias y expresar ideas.
  • Contacto

Enlaces