Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
26 agosto 2011 5 26 /08 /agosto /2011 12:17

 

 

ESTA REFORMA, QUE «MAL NON FAI»,

ES UNA CHUMINADA A LA MEDIDA DE MERKEL

 

 

 

sarkozy_merkel_1.jpg     rajoy-y-zapatero.jpg

 

 

En estos días he estado preocupada con el acuerdo alcanzado por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy para reformar la constitución española en un tiempo record con el fin de poner techo al déficit público del estado. Mi preocupación era muy real hasta que me topé con un artículo de opinión del profesor de la Universidad de Santiago de Compostela, Xosé Luis Barreiro, en La voz de Galicia.  

Xosé Luis Barreriro, oriundo de Forcarei, un pueblo de la provincia de Pontevedra, de alrededor de unos cinco mil habitantes, confiesa que él suele asesorarse con sus paisanos y que en estos días coincidían, los de más edad, que elevar el equilibrio presupuestario a principio constitucional «non vale para nada pero tampouco fai mal». Esta apreciación de los gallegos ancianos de Forcarei parece coincidir con lo que ha estado pasando estos años en Alemania.  

Y es que en el artículo de Público, “La carta robada”, publicado el 25 de agosto, se informaba, justamente, que Alemania, tras reformar su Constitución en 2009 para colocar este apartado de limitar el défecit,  ha  faltado a su cumplimiento en el 2010 y por supuesto en el ejercicio 2011.  Ello no ha impedido que los mercados sigan apostando por el bundgermano.

Ambas lecturas me han llevado a una síntesis que me ha tranquilizado: bueno, si se incumple lo del principio  constitucional dado que, como dicen los paisanos de Forcarei, la medida no vale para nada y además la misma Alemania , con Angela Merkel a la cabeza, promotora de la iniciativa con Sarkozy, le da a los vecinos de la localidad gallega la razón, ¿por qué me preocupo entonces? ¿España va a ser menos que Alemania?  

Claro que al seguir leyendo el artículo de Xosé Luis Barreiro me encuentro con el siguiente párrafo que dice: “para no tener deuda lo único que sirve es no endeudarse”. Y añado yo: eso está bien, pero además es necesario no endeudarse a lo tonto; por ejemplo, pagando  la deuda que crearon unos  irresponsables como los altos directivos de los bancos, unos “señores” que se saltaron todas las  reglas del buen hacer de su sector y han estado jugando con el dinero de sus clientes en el gran casino creado por los mercados financieros.  

Y lo peor del caso es que, después de haber originado este problema para las entidades en que trabajan, y para todos los contribuyentes europeos, reciben premio con salarios altísimos y prebendas que nadie tiene. Como se dice castizamente en España: “y aún se van de rositas”.   

Todo esto me hace pensar que mis padres cometieron un grave error cuando me educaron en los principios de sinceridad,  honestidad y  trabajo duro, como únicos pilares que realmente merecían la pena en la vida. Como no conozco otra cosa yo sigo esa línea e insisto en enseñarle lo mismo a mis hijos. Pero viendo lo que está pasando una vez más mi fe en tales principios se tambalea y me pregunto: ¿no estarían equivocados mis padres? ¿No estaré yo también errada en criar a mis hijos en tales principios?  

Y es que visto lo visto, los que en realidad gobiernan el mundo son una pandilla de sinvergüenzas que hacen con las Merkel, los Sarkozy y los Zapatero lo que les viene en gana. Mientras los honrados trabajadores contribuyentes nos vamos preparando  para ver como las conquistas sociales  conseguidas durante el siglo XX son borradas en nombre de “controlar un déficit público” en el siglo XXI gracias a que hay que pagar  una deuda que  han contraído esta horda de desfachatados y cínicos.  

Mientras el futuro para todos los ciudadanos europeos, pero especialmente para los españoles, griegos, irlandeses e italianos se presenta negro esta turba de Atilas modernos siguen montados en una nueva “burbuja” que les da muchísimo dinero: la de la especulación de la deuda de los llamados países PIGS[i], cerdos en inglés, término acuñado por la prensa anglosajona en la década de los 90 para referirse a las economías de España, Portugal y Grecia en vísperas de su entrada en el euro. 

Esperemos que Xosé Barreiro, tenga razón cuando dice que esta reforma de la constitución, “que «mal non fai», sea una chuminada a la medida de Merkel. Para el articulista gallego esta reforma  “lo único que demuestra es que, en vez de estar en manos de verdaderos líderes -por la derecha y la izquierda-, estamos gobernados por `miñas xoias´”, palabras gallegas que Barreiro conoce muy bien, pero yo hija de gallegos emigrantes desconozco, aunque imagino que significan algo así como "marionetas de poca importancia" o como se escribía en el muro de Facebook de Democracia de verdad: habrá que pagar por ella para, referirse a Zapatero y Rajoy: un grupo de pánfilos. Y es que esa es, lamentablemente,  la imagen que dan en estos momentos los líderes  europeos.



[i] En la actual crisis la prensa anglosajona  ha vuelto a usar este término para señalar los problemas de finanzas públicas de los citados países, a veces sustituyendo a Italia por Irlanda o incluyendo a ambas como PIIGS. Ningún organismo oficial ha adoptado el acrónimo y algún banco, como Barclays, ha prohibido a sus analistas utilizarlo.

Compartir este post

Repost 0
Published by Mercedes Fuentes - en Interés general
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Mercedes Fuentes
  • El blog de Mercedes Fuentes
  • : Blog personal para compartir experiencias y expresar ideas.
  • Contacto

Enlaces