Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
8 octubre 2012 1 08 /10 /octubre /2012 03:14

UNION FENOSA ESTÁ ESTAFANDO A SUS CLIENTES

EN LA PROVINCIA DE LA CORUÑA

            union-fenosa-y-gas-natural      La-Coruña-1

 

En mi último trabajo de este blog Con licencia para estafar contaba cómo los ciudadanos españoles  están sufriendo en sus propias carnes la privatización de ciertos servicios públicos y de qué manera esa privatización ha terminado siendo una estafa consentida desde las más altas instancias del gobierno[1]. Hoy retomo el tema para contar una experiencia personal que he tenido recientemente.

 En la provincia de La Coruña mi familia posee una vivienda en un pueblo de playa  que en los últimos años se ha  tenido alquilada de forma intermitente. El caso es que en el año 2012 la inmobiliaria que tenía la vivienda alquilada informó que en el mes de enero, a principio de ese mes, uno de los inquilinos dejó el inmueble. Posteriormente entró otro inquilino a mediados de febrero.

El caso es que el 2 de febrero  pasaron al cobró por el banco un recibo de 121 euros supuestamente correspondiente al consumo del mes de enero. Como siempre el inquilino pagaba la electricidad consumida no nos preocupamos, pensando que ese sería otro recibo a cancelar por el inquilino que estaba en la vivienda. No obstante no fue así. El recibo no se le cobró al inquilino que se fue porque el piso estaba vacío. La pregunta era, entonces ¿cómo ha llegado ese recibo por 121 euros al banco por consumo de electricidad? La empleada de la inmobiliaria  señaló que Unión Fenosa, la operadora eléctrica  con la que se tiene contratado el servicio, decidió prescindir de personal para revisar los contadores de la luz y por esta razón suele cobrar un estimado según el consumo del mes del año anterior. Y este parecía ser el caso. Según ella la compañía devolvía, con una posterior lectura, el dinero no consumido. Pero no siempre es así.

Ante esta información de la empleada de la inmobiliaria surge la duda de que esté diciendo una mentira y se decide llamar a otros familiares que también tienen vivienda en la zona. Estos familiares me confirman lo que la empleada dice: efectivamente, así es. A uno de estos familiares le cobraron 60 euros en un mes en el que  la vivienda había estado vacía e interpuso una reclamación en las oficinas de Fenosa;  le dijeron que le devolverían el dinero no consumido, pero de los 60 euros le devolvieron tan solo  cinco.

A continuación  en la cuenta se recibió otro cobro por 55 euros en un mes que tampoco estaba alquilado, según la inmobiliaria, y uno posterior de 46 euros. En todo momento la inmobiliaria afirma que no estaba el piso alquilado y por tanto los cobros corresponden a los estimados del mes del año anterior. Ante esta andanada de recibos a cobrar, sin que exista ningún consumo de luz, y ante la imposibilidad de proceder a dar de baja el servicio por no encontrarse nadie de la familia autorizado para ello,  se decide devolver los recibos con la idea de que la eléctrica termine cortando el servicio, dejando la vivienda sin luz y, por supuesto, sin posibilidades de alquilarla. Gracias a esta práctica la inmobiliaria perdió un cliente y por supuesto la eléctrica también.

Según me cuenta uno de mis familiares las colas de reclamación en esa operadora son masivas. Los propietarios de las viviendas están recibiendo cobros de recibos de luz que no se han consumido. De tal manera que al incremento del coste del recibo de electricidad que, según   FACUA  asciende hasta el 81% en diez años, hay que añadir a que, en este caso Fenosa, está cobrando por servicios no prestados, al menos que yo sepa de primera mano en la provincia de La Coruña. Por tanto, la estafa va más allá.

Esta forma de prestar el servicio de esta operadora me recordó el documental  Catastroika[2]  que recomendé en el trabajo El mundo en el que vivimos donde se mencionaba que en la privatización de los servicios públicos  los gestores  privados para maximizar los beneficios solían prescindir, por ejemplo, en el caso del servicio ferroviario, de los técnicos de   mantenimiento redundando en el incremento de numerosos accidentes.

En el caso de Unión Fenosa lo que ha quedado a la vista es que ha prescindido de personal que pueda ver los contadores de la  luz y de esta forma sigue cobrando, en muchos casos, un servicio por consumo que no existe. No hay peligro de vidas que se puedan perder, como sí es en el caso del servicio ferroviario, pero si hay un claro robo a los bolsillos de los consumidores. Y además un robo en una época de crisis como la que está pasando España. Una estafa más consentida desde las altas instancias del estado. Y en este caso en mi familia se ha vivido en primera persona la perpetración de esta estafa.  

 



[1] El argumento que se utilizó para dejar en manos privadas la comercialización del servicio de  electricidad era el de crear un marco de  mayor competitividad entre los diferentes operadores para que, de esta forma, se ofreciesen a los ciudadanos españoles  tarifas más económicas. A la final se ha visto que esta ha sido una gran mentira. En relación con este tema ver el siguiente blog: La estafa del recibo de la luz.

 

 

[2] Los creadores de Debtocracy, un documental visto por dos millones de personas y transmitido desde Japón hasta América Latina, analizan la privatización de los activos del estado. Viajan por el mundo recogiendo información sobre la privatización en países desarrollados y buscando las claves al día siguiente después del programa de privatización masiva en Grecia. Catastroika es un documental de financiación colectiva con Licencias Creative Commons.

Compartir este post

Repost 0
Published by Mercedes Fuentes - en Interés general
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Mercedes Fuentes
  • El blog de Mercedes Fuentes
  • : Blog personal para compartir experiencias y expresar ideas.
  • Contacto

Enlaces