Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 marzo 2012 4 15 /03 /marzo /2012 01:08

 

 

HABLANDO DE CORRUPCIÓN EN LOS

  ORGANISMOS PÚBLICOS VENEZOLANOS

 

                 DF2QKlehMmuxqs0iw9PGLhhco1_500-copia-2.jpg                images4.jpg

 

Desde que estoy en Venezuela por doquier escucho señalar que los organismos públicos venezolanos son corruptos e incompetentes en grado extremo. Dado que ya llevo en el país nueve meses, la mayoría de los cuales me he visto inmersa en el papeleo de los organismos públicos me siento capacitada para emitir mi propia opinión. Todo ello con el objetivo de seguir en la línea de “AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR”.

Dado que por doquier existe ese rumor de la ineficacia de los organismos públicos venezolanos algunos amigos, con las mejores intenciones, me imagino, me remitieron a uno que otro “gestor” de trámites con la administración pública. Como quería ahorrar tiempo y trabajo, acepté la oferta.

Por ello y a pesar de que mis alarmas comenzaron a funcionar sino al primer golpe de vista, si al segundo, ofrecí, como siempre, la oportunidad a aquellos que se me habían acercado tal como me enseñaron. Pero dadas mis sospechas sometí a verificación cada una de las explicaciones de estos "gestores", lo que terminó de confirmar mis primeras ideas.

El tiempo me desmotró que estás personas que se dedican a esta labor de "gestores" entre particulares y los entes públicos venezolanos tienden a inventar historias y desprestigiar a los organismos estatales con el único objetivo de ver cómo consiguen sacarle más dinero al cliente que tienen delante de ellos.

Una vez constatada mis primeras impresiones decidí dirigirme personalmente a las organismos competentes y deshacerme de dichos “gestores” de la forma más prudente y correcta posible (confieso que no siempre).

El resultado fue que al apersonarme en las entidades correspondientes me he encontrado, en más de una ocasión, gratamente sorprendida: hay que hacer algunas veces largas colas, desde las primeras horas de la mañana, a veces desde las cinco o las seis, pero tengo que admitir que se ve, en todas partes, un esfuerzo por mejorar el servicio al ciudadano. Además, muchos de los empleados que están atendiendo a los usuarios me han disipado una creencia que tenía desde hacía veinte años y que estaba fehacientemente aceptada por toda la población que conocí en aquel momento: los venezolanos no saben ser serviciales.

Me he sentido no solamente bien tratada por muchas de las personas que me han atendido. Debo especificar que especialmente mujeres, tanto en la Prefectura de San Juan, que queda en San Martín, como en El Registro General que queda en la avenida Urdaneta o en las oficinas de FOGADE, tanto las que se encuentran en el centro cerca de la Plaza Bolívar como las que quedan en La Castellana; lo mismo tengo que decir de las dependencias del Seguro Social ubicadas en Parque Central. Igualmente me ocurrió en los servicios de Extranjería que se ubicados en el Centro Simón Bolívar.

Por ello, tras mi experiencia durante estos nueve meses, tengo admitir que he percibido una acción destinada a luchar contra la corrupción que no sólo viene desde dentro de dichos organismos sino que es impulsada desde afuera por desaprensivos que desean encontrar cualquier oportunidad para conseguir dinero fácil. Y es que los que buscan el dinero fácil en Venezuela, son, lamentablemente, muchos.

En la medida que se les siga impidiendo actuar de esa manera, en esa medida irán disminuyendo. Aunque hay que destacar que no sólo es responsabilidad de la administración luchar contra este tipo de actuaciones sino que también es deber de los ciudadanos no alimentarla creyendo a estos estafadores que se hacen llamar gestores.

También es cierto que me he encontrado con irregularidades evidentes, como, por ejemplo, la desaparición de más de 180 registros de nacimiento del año 1962, tanto del Registro General como del especifico, en este caso de la Parroquia San Juan. O por ejemplo, que la cédula de mi madre aparece registrada en el SAIME con otro nombre totalmente diferente al de ella, el de una señora procedente de Italia. ¿Desde cuándo? Ni idea. ¿Y cómo ha podido ocurrir esto? Tampoco se sabe. En estos momentos están investigando esta circunstancia.

Recientemente, un amigo viendo por todos los sinsabores que estoy pasando con el arreglo de estas tramitaciones legales me decía: necesitas ayuda. Y yo, casi a gritos, le dije: ¡NO, POR FAVOR! Te lo agradezco, pero no, MUCHAS GRACIAS. Deja que siga por mi cuenta. Y es que, sinceramente, aquellos amigos que me han querido ayudar recomendándome a alguien como gestor no han hecho más que, con sus buenas intenciones, meterme en enredos sin fin de "personajes" inescrupulosos.

Sin duda estos individuos obran de esta manera porque existen personas que les creen sus mentiras y les alimentan a seguir en este camino. Pero para creer a estos "señores" no sólo hay que ser persona de mucha fe, sino que, además, es necesario tener una cartera dispuesta a ser muy generosa. Confieso adolezco de ambas cosas.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Mercedes Fuentes - en Situación venezolana
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de Mercedes Fuentes
  • El blog de Mercedes Fuentes
  • : Blog personal para compartir experiencias y expresar ideas.
  • Contacto

Enlaces